Casa Baró

Vivienda unifamiliar aislada en el Alt Urgell.

El pueblo de Estamariu se sitúa en lo alto de una colina, y en el acceso a la parte alta se encuentran los restos de una antigua construcción de la que sólo queda un imponente muro que salva el desnivel abrupto y conforma un mirador natural sobre la sierra del Cadí.

Casa Baró

Casa Baró creada desde los muros de una antigua vivienda.

Casa Baró

Es en esta plataforma, y ​​aprovechando la geometría y muros preexistentes, que se diseña la Casa Baró, vivienda unifamiliar, que se integrará en las volumetrías y perfil del municipio, tal como se aprecia desde la llanura.

Se plantea desde el comienzo del uso de materiales de la zona: aplacado de piedra para las fachadas, carpinterías de madera y cubierta de teja. Todos los elementos constructivos del edificio quieren establecer una clara armonía entre la vivienda nueva y las existentes.

Casa Baró
Casa Baró

En cuanto a la composición geométrica de la Casa Baró, el diseño en planta es de tipo exterior-interior. Por lo tanto, el perímetro proyectado no es más que la posición actual de los muros existentes.

Simplemente se practicará dentro del edificio una serie de divisiones para resolver los espacios de uso cotidiano, conformando una amplia sala en planta baja y los dormitorios en planta primera, asegurando que todos los espacios tengan una orientación que permita disfrutar de la iluminación natural de las vistas privilegiadas.

Cliente

Lluís Baró

Ubicación

Estamariu, Alt Urgell

Presupuesto

110.000 €

Año proyecto

2005

Año ejecución

2004-2005

Zona Franca Aduanera

La Zona Franca Aduanera está formada por un conjunto de edificios, que combinan almacenamiento y oficinas dedicadas al tráfico de mercancías.

La voluntad del cliente de poner al día los accesos y renovar los muelles de carga da la oportunidad de dotar al conjunto de unidad a partir de la aplicación de un criterio de reforma unitario para los diferentes edificios.

Zona Franca Duanera

Proyecto de Zona Franca Aduanera

Zona Franca Duanera

El proyecto contempla la restauración de los diferentes paramentos, dañados a lo largo de los años por tráfico pesado y el traslado de mercancías, así como recuperar la función de las diferentes marquesinas que cubren los muelles de carga, las plataformas de los cuales fueron sustituidas en su totalidad.

En el acceso al Edificio A, dedicado a oficinas y servicios, se ha creado una rampa para resolver la accesibilidad, y se ha conformado un paseo frontal iluminado, al nivel de acceso al edificio. Este paseo resuelve la conexión entre los dos accesos de la misma fachada, y la oficina bancaria y el restaurante, diferenciando esta zona de las áreas de tránsito de mercancías. La diferencia de cota entre la calle y el edificio se resolvió con un talud con plantación de sedum y dos pequeñas zonas de arbolado.

Zona Franca Duanera

La restauración de las fachadas de los diferentes edificios se hizo de manera unitaria, utilizando un código de colores, a modo de frente pixelado, que responde a la fragmentación original de las fachadas prefabricadas del edificio.

El diseño del conjunto recupera la funcionalidad de todas las áreas de trabajo, y confiere un nuevo carácter, más amable y humano a una zona tradicionalmente industrial.

Cliente

Consorci de la Zona Franca de Barcelona

Ubicación

Polígon Industrial de la Zona Franca, Barcelona

Presupuesto

650.000 €

Año proyecto

2015

Año ejecución

2016